PROBLEMA

Cerca del 1% de la población mundial tiene autismo, 1 en 68 personas, y está aumentando alrededor de un 17% cada año. Actualmente hay personas con autismo que no reciben ningún tipo de terapia y una parte significativa de la sociedad no conoce bien lo que es.

Gran parte de las personas con autismo requieren de terapias a lo largo de toda su vida y en muchas ocasiones necesitan recibir atención hasta de 6 a 7 horas diarias. No siempre es posible solventar esa cantidad de horas.

Cuidar de una persona con autismo es una gran responsabilidad, ya que para trabajar las actividades más adecuadas para su desarrollo se debe contar con información más precisa de sus habilidades, de lo contrario puede que este proceso llegue a ser tedioso y un tanto complicado para el cuidador como para la persona con autismo.

A pesar de la existencia de algunas aplicaciones para niños con autismo, hay sólo unas pocas que han sido probadas científicamente que cumplen con su objetivo y tienen un margen muy limitado de intervención. Además sus costos son muy elevados.

SOLUCIONES

Esta es una empresa que quiere que más personas tengan mayor información acertada con respecto al autismo, es por ello que realizarán campañas de conciencia social por medio de videos en internet, externo al videojuego. Ellos contribuyen con la comunidad científica mediante investigaciones relacionadas a la efectividad de los videojuegos y la tecnología.

Con Oli´s World complementan la terapia presencial brindándole a estos niños un videojuego que se centre en trabajar habilidades primarias con una duración de tres sesiones repartidas al día, manteniéndolos interesados y jugando de forma independiente.

Se busca crear una colaboración entre familias y terapeutas por medio de la plataforma que proporciona información precisa de avances y áreas de oportunidad que se trabajen en el videojuego. De esta forma los padres y los terapeutas podrán ver los mismos datos, presentados de diferentes formas en tiempo real.

El objetivo de este videojuego es que puedan trabajar de manera independiente. Identificando de forma sistemática las áreas en las que pueden mejorar mientras juegan, reforzando de manera constante, registrando avances y buscando establecer reglas en las actividades, entre otras cosas.