PBL – PROBLEM BASED LEARNING o APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

¿Qué es ABP?

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología que permite a tus alumnos adquirir los conocimientos y competencias clave en el siglo XXI elaborando proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. Ellos se convierten en protagonistas de su propio aprendizaje y desarrollan su autonomía y responsabilidad, ya que son ellos los encargados de planificar, estructurar el trabajo y elaborar el producto para resolver la cuestión planteada. Nuestra labor, como docentes es guiarlos y apoyarlos a lo largo del proceso.

Pasos para crear ABP

  1. Selecciona el tema y planteamiento de la pregunta guía. Por ejemplo: ¿Cómo concienciarías a los habitantes de tu ciudad acerca de los hábitos saludables? ¿Qué campaña realizarías para dar a conocer a los turistas la historia de tu región? ¿Es posible la vida en Marte?
  2. Forma equipos. Organiza grupos de tres o cuatro alumnos, para que haya diversidad de perfiles y cada uno desempeñe un rol.
  3. Define el producto o reto final. Establece el producto que deben desarrollar los alumnos en función de las competencias que quieras desarrollar: un folleto, una campaña, una presentación, una investigación científica, una maqueta… Crea una rúbrica donde figuren los objetivos cognitivos y competenciales que deben alcanzar, y los criterios para evaluarlos.
  4. Planifica. Pídeles que presenten un plan de trabajo donde especifiquen las tareas previstas, los encargados de cada una y el calendario para realizarlas.
  5. Investiga. Debes dar autonomía  a tus alumnos para que busquen, contrasten y analicen la información que necesitan para realizar el trabajo. Tú papel es orientarles y actuar como guía.
  6. Análisis y la síntesis. Tus alumnos pondrán en común la información recopilada, compartirán sus ideas, debatirán, elaborarán hipótesis, estructurarán la información y buscarán entre todos la mejor respuesta a la pregunta inicial.
  7. Elaboración del producto. En esta fase los estudiantes tendrán que aplicar lo aprendido a la realización de un producto que de respuesta a la cuestión planteada al principio. Anímales a dar rienda suelta a su creatividad.
  8. Presenta el producto. Los alumnos deben exponer a sus compañeros lo que han aprendido y mostrar cómo han dado respuesta al problema inicial. Es importante que cuenten con un guion estructurado de la presentación, se expliquen de manera clara y apoyen la información con una gran variedad de recursos.
  9. Respuesta colectiva a la pregunta inicial. Una vez concluidas las presentaciones de todos los grupos, reflexiona con tus alumnos sobre la experiencia e invítalos a buscar entre todos una respuesta colectiva a la pregunta inicial. 
  10. Evalúa y autoevalúa. Evalúa el trabajo de tus alumnos mediante la          rúbrica que les has proporcionado con anterioridad, y pídeles que se            autoevalúen. Les ayudará a desarrollar el espíritu de autocrítica y                reflexionar sobre sus fallos o errores.

El dilema de un jardinero 

Es un ejemplo de lo que puedes encontrar en abp. Es un proyecto matemático para 3º de primaria en donde los alumnos diseñarán un plan para una parcela de jardín familiar. Entra y checa el formato, los datos y la rúbrica.

Te va a encantar!