Podíamos definir al talento como la inteligencia que sabe elegir bien las metas y movilizarse para conseguirlas . Sinónimos serían talante , potencial, don.. y antónimos ineptitud , cerrazón , cortedad..

Henry Amiel , escritor suizo , decía que el talento es hacer con soltura lo que es difícil a los demás.

Tener talento significa , pues , tener capacidad de desempeñar una actividad. Dos factores condicionan el talento : la aptitud esto es , nuestra habilidad para desarrollar una actividad y la actitud o la forma en que nos manifestamos . Toda actitud lleva consigo determinación , adversidad, ilusión y, consecuentemente , disciplina . Decía Balzac , el escritor francés , que el talento requería de una gran voluntad y es por tanto, no un don celestial sino el fruto de contar con una información necesaria, de elaborar planes y de mantener el esfuerzo.

Un buen proyecto educativo no es nada más un proyecto de instrucción. Se deben formar personas creativas libres de miedos y dogmatismos que se adapten a un mundo globalizado de mucha competencia con tecnología y ciencias avanzadas que ofrecerá oportunidades a quien tenga capacidades y marginará a quien no las tenga. A través del uso y aprendizaje de tec-educación un centro educativo debe ser un lugar de fomento de la creatividad donde se enseñe a gestionar las emociones y se contribuya al aprendizaje de la libertad ayudándonos a construir nuestra voluntad , a formarnos en una conciencia moral que defienda la responsabilidad social y las virtudes la acción.

Un docente , todos los involucrados en un proyecto educativo deben hacer comprender que un individuo con talento no es aquel que tiene muchas ideas a veces extravagantes sino aquel que tiene capacidad de evaluar e innovar con valor . Un hombre inteligente es una persona que tiene ideas adecuadas al momento , que soluciona los problemas de una manera adecuada sabiendo usar los recursos sabiamente y que , además , tiene buenos sentimientos.