Es fácil saber porque Google Chrome es el navegador preferido de muchos usuarios, es sencillo de usar, corre relativamente bien (aunque en pruebas recientes Mozilla y otros navegadores pequeños le están haciendo mucha competencia en ese campo) y esta lleno de complementos y herramientas que lo hacen un navegador muy práctico.

Uno de esos componentes sencillos pero que son de gran utilidad es la posibilidad de silenciar permanentemente pestañas específicas. Por lo que si vistas con frecuencia algún sitio que tiene música de fondo especialmente molesta o que tiende a tener anuncios escandalosos, con un simple paso podrás frenarlos.

 

 

 

Solamente da clic derecho sobre la pestaña en cuestión y selecciona la opción “silenciar sitio” o “mute site” y con eso cada vez que ingreses a ese sitio -aunque sea en una sesión nueva- los videos o música de fondo estarán silenciado hasta que tu decidas escucharlos.

Podrás saber que sitios has silenciado fácilmente ya que aparecerá una bocina tachada en esa pestaña. Si nuevamente quieres escuchar el contenido de ese sitio, da clic derecho una vez más y desactiva la opción.