Esta semana tuve la oportunidad de participar en The hour of code. Fue una hora en la que cada uno de mis alumnos aprendió a programar como los grandes. Participaron los niños de 5 hasta los de 12 años, al igual que los adultos.

Pero, ¿qué es programar?

Programar es el arte de hacer que una computadora haga lo que queremos que haga, todo esto mediante diseñar, codificar, depurar y mantener un código.

¡Suena como algo complicadísimo que sólo algunos pueden hacer! Pues en este caso no es así. 


 se propuso reunir mediante una convocatoria a cerca de 10,000,000 de estudiantes de cerca de 160 países, proporcionando algunos programas para aprender a programar sin la necesidad de saber nada de programación.

Mis alumnos más pequeños “jugaron” con Angry Birds.

images-2

Los mayores “jugaron” con Karel, un perro que mediante sólo cuatro comandos básicos logra realizar maravillas.

images-3

Fue una experiencia padrísima!

Vale la pena probar cada una de éstas y las muchas más que propone An hour of code!