Durante mis clases de música, regularmente tomo videos para luego subirlos a los salones en línea. Anteriormente, lo que hacía era limitar la duración del video, o recortarlo a la hora de enviarlo por mail. Sin embargo, con el uso de iPads en las clases, he descubierto algo nuevo: si envías tu video a través de iMovie, la duración puede ser mucho más larga. 

     Por ejemplo, los videos que solía mandar debían durar menos de un minuto. Ahora, usando iMovie, puedo hacer dos cosas diferentes:

1. Tomar un solo video largo, abrirlo en iMovie y así completo enviarlo a mi correo electrónico; o

2. Tomar varios videos, abrirlos en iMoviehacerlos sólo uno, y enviarlo a mi mail. 

     De las dos opciones, últimamente he optado por la segunda ya que tomo video de los alumnos por mesa de trabajo (4). Después, los uno en iMovie y envío. ¡Listo! 

     En resumen, de enviar videos de un minuto de duración, ¡ahora puedo mandarlos de mucho más!